Otra característica digna de mención se encuentra en la edición en castellano, y es que cuenta con unas sugerentes ilustraciones realizadas por Mónica N. Galván de un tipo de estilo que funciona muy bien con la ambientación que nos presenta Polaris.